Frutillar El Ciprés

Trucos | Consejos | Comentarios

Qué Significa Leviticos En La Biblia?

Levítico significa ‘ lo relacionado con los levitas ‘. El Señor escogió a la tribu de Leví para cuidar del tabernáculo, trabajar en él y ayudar al resto de la casa de Israel a efectuar las ordenanzas en ese lugar sagrado.

¿Qué significa Levítico en griego?

Levítico
de Moisés
Sumo sacerdote de Israel
Género Libro sagrado
Idioma Hebreo bíblico
Publicado en Biblia de Kralice
Texto en español Levítico en Wikisource
Pentateuco
Éxodo Levítico Números

Estampilla israelí con fragmento de hallazgo arqueológico exhibiendo la inscripción hebrea “Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Levítico 19:18). El Levítico (en griego : Λευιτικός, Leyitikós, «acerca de los Levitas »; en hebreo : ויקרא, «y él llamó») es uno de los libros bíblicos del Antiguo Testamento y del Tanaj,

Aunque tenga fragmentos más antiguos, hay consenso entre los estudiosos de la Biblia en que adquirió su actual forma durante el período persa, entre el 538 y el 332 a.C. Forma parte del Pentateuco, y de la Torá judía («La Ley»). Se lo cuenta entre los libros históricos y en ambas versiones es el tercero, ubicado entre Éxodo y Números,

La mayoría de sus capítulos (1-7, 11-27) consisten en los discursos de Yahvé a Moisés, que Yahvé ordena a Moisés que repita a los israelitas. En Levítico, Dios les dice a los israelitas y a sus sacerdotes, los levitas, cómo hacer las ofrendas en el Tabernáculo y cómo comportarse mientras acampan alrededor de la santa tienda-santuario.

  • El Levítico tiene lugar durante el mes o mes y medio que transcurre entre la finalización del Tabernáculo (Éxodo 40:17) y la salida de los israelitas del Sinaí (Números 1:1, 10:11).
  • Las instrucciones del Levítico hacen hincapié en las prácticas rituales, legales y morales más que en las creencias.
  • Sin embargo, reflejan la visión del mundo del relato de la creación en Génesis 1, según la cual Dios desea vivir con los humanos.

El libro enseña que el fiel cumplimiento de los rituales del santuario puede hacerlo posible, siempre que el pueblo evite el pecado y la impureza siempre que sea posible. Los rituales, especialmente las ofrendas por el pecado y la culpa, proporcionan los medios para obtener el perdón de los pecados (Levítico 4-5) y la purificación de las impurezas (Levítico 11-16) para que Dios pueda seguir viviendo en el Tabernáculo en medio del pueblo.

¿Cuál es el significado de Levítico en la fe de la Iglesia?

Catholic.net – El lugar de encuentro de los Católicos en la red Levítico Su nombre le viene del hecho de contener normas para el culto en general y especiales para los levitas; éstos constituían un estamento de segundo orden al servicio de los sacerdotes.

Es la parte más importante del llamado escrito sacerdotal. Los judíos de habla griega llamaron LEVÍTICO al tercer libro del Pentateuco. Este nombre da una idea bastante adecuada de su contenido, porque el mismo consta casi exclusivamente de las prescripciones rituales que debían poner en práctica los sacerdotes de la tribu de.

: Catholic.net – El lugar de encuentro de los Católicos en la red

¿Que nos narra el libro de Levítico?

El Libro del Levítico está dedicado principalmente, al culto que los israelitas debían dar a Dios y a las personas que estaban dedicadas en exclusiva a ese culto, que eran los descendientes de la tribu o la familia de Leví, llamados Levitas, de donde deriva el título de este libro.

¿Quién es el autor del libro de Levítico?

Acciones de página

Levítico
Nombre nativo: Hebreo תיקרא
Autor(es): Moisés
Idioma: Hebreo
Origen: Alrededor de 1445-1405 a.n.e.

¿Cuál es el pensamiento clave de Levítico?

Temas históricos y teológicos –

    • Las ideas clave alrededor de las cuales Levíticos se desarrolla son la persona santa de Dios y la voluntad de Dios para la santidad de Israel. La santidad de Dios. la pecaminosidad de la humanidad. el sacrificio y la presencia de Dios en el santuario son los temas más comunes del libro. Con un tono claro, de autoridad, el libro establece instrucciones hacia la santidad personal conforme a la instrucción de Dios (11:44.45; 19:2; 20:7, 26; cp.1P.1:14-16). Asuntos que tienen que ver con la vida de fe de Israel tienden a enfocarse en la pureza en contextos de ritual, pero no a expensas de preocupaciones que tiene que ver con la pureza personal de Israel. De hecho, hay énfasis continuo en la santidad personal en respuesta a la santidad de Dios (compárese este énfasis en los capítulos 17-27). En más de 125 ocasiones, Levíticos condena a la humanidad por inmundicia y la instruye a cómo ser purificada. El motivo para tal santidad es afirmado en dos frases repetidas: “Yo soy Jehová” y “Yo soy Santo”. Estas son usadas más de 50 veces.
    • El tema del pacto mosaico condicional emerge a la superficie a lo largo del libro, pero particularmente en el capítulo 26. Este contrato para la nueva nación no sólo detalla las consecuencias de la obediencia o la desobediencia a las estipulaciones del pacto, sino que lo hace de una manera establecida para determinar la historia de Israel. Uno no puede evitar reconocer implicaciones proféticas en los castigos por la desobediencia; suena como los acontecimientos de la deportación de Babilonia que se lleva a cabo mucho más tarde, y el regreso subsiguiente a la tierra casi 900 años después de que Moisés escribió Levíticos (538 a.C.). Las implicaciones escatológicas de la desobediencia de Israel no concluirán sino hasta que el Mesías venga a introducir su reino y dar fin a las maldiciones de Lv.26 y Dt.28 (comparece con Zac.14:11)
    • Los cinco sacrificios y ofrendas eran simbólicos. Su diseño consistía en permitir que el adorador verdaderamente penitente y agradecido expresara fe y amor hacia Dios al llevar a cabo estos rituales. Cuando el corazón no era penitente y no estaba agradecido, Dios no se agradaba del ritual. (compárese con Amós 5:21-27. Las ofrendas eran quemadas, simbolizando el deseo del adorador por ser limpiado del pecador enviar humo fragante de la verdadera adoración a Dios. La multitud de pequeños detalles en la ejecución de los rituales consistía en enseñar exactitud y precisión que se extendería a la manera en la que el pueblo obedecía las leyes morales y espirituales de Dios y la manera en la que reverenciaban cada faceta de su palabra.

¿Qué dice Levítico del flujo de sangre?

Levítico 15

  • 1 Y habló Jehová a Moisés y a Aarón, diciendo:
  • 2 Hablad a los hijos de Israel y decidles: Cualquier hombre, cuando flujo de su cuerpo, será impuro.
  • 3 Y esta será su inmundicia en su flujo: sea que su cuerpo destile flujo o que su cuerpo deje de destilar a causa de su flujo, él será impuro.
  • 4 Toda cama en que se acueste el que tenga flujo, será inmunda; y toda cosa sobre la que se siente, inmunda será.
  • 5 Y cualquiera que toque su cama lavará sus vestidos; se lavará también a sí mismo con agua, y quedará impuro hasta el atardecer.
  • 6 Y el que se siente sobre aquello en que se haya sentado el que tiene flujo lavará sus vestidos; se lavará también a sí mismo con agua, y quedará impuro hasta el atardecer.
  • 7 Asimismo el que toque el cuerpo del que tiene flujo lavará sus vestidos, y a sí mismo se lavará con agua, y quedará impuro hasta el atardecer.
  • 8 Y si el que tiene flujo escupe sobre el limpio, este lavará sus vestidos, y después de haberse lavado con agua, quedará impuro hasta el atardecer.
  • 9 Y toda montura sobre la que cabalgue el que tenga flujo será inmunda.
  • 10 Y cualquiera que toque cualquier cosa que haya estado debajo de él quedará impuro hasta el atardecer; y el que la lleve lavará sus vestidos, y después de lavarse con agua, quedará impuro hasta el atardecer.
  • 11 Y todo aquel a quien toque el que tiene flujo, y no lave con agua sus manos, lavará sus vestidos, y a sí mismo se lavará con agua, y quedará impuro hasta el atardecer.
  • 12 Y la vasija de barro que toque el que tiene flujo será quebrada, y toda vasija de madera será lavada con agua.
  • 13 Y cuando se haya limpiado de su flujo el que tiene flujo, contará siete días desde su purificación, y lavará sus vestidos y lavará su cuerpo en aguas corrientes, y quedará puro.
  • 14 Y al octavo día tomará dos tórtolas o dos pichones, y vendrá delante de Jehová a la entrada del tabernáculo de reunión y los dará al sacerdote.
  • 15 Y los ofrecerá el sacerdote, uno como ofrenda por el pecado y el otro como holocausto; y le purificará el sacerdote de su flujo delante de Jehová.
  • 16 Y el hombre, cuando tenga emisión de semen, lavará con agua todo su cuerpo y quedará impuro hasta el atardecer.
  • 17 Y toda vestidura o toda piel sobre la cual caiga la emisión del semen se lavará con agua, y quedarán inmundas hasta el atardecer.
  • 18 Y si un hombre yace con una mujer y hay emisión de semen, ambos se lavarán con agua, y quedarán impuros hasta el atardecer.
  • 19 Y cuando la mujer tenga flujo y el flujo de su cuerpo sea sangre, siete días estará apartada; y cualquiera que la toque quedará impuro hasta el atardecer.
  • 20 Y todo aquello sobre lo que ella se acueste mientras esté apartada será inmundo; también todo aquello sobre lo que se siente será inmundo.
  • 21 Y cualquiera que toque su cama lavará sus vestidos y, después de lavarse con agua, quedará impuro hasta el atardecer.
  • 22 También cualquiera que toque cualquier mueble sobre el que ella se haya sentado lavará sus vestidos, y se lavará a sí mismo con agua, y quedará impuro hasta el atardecer.
  • 23 Y si hay algo sobre la cama o sobre la silla en que ella se haya sentado, el que lo toque quedará impuro hasta el atardecer.
  • 24 Y si alguno duerme con ella y su menstruo lo toca, será impuro por siete días; y toda cama sobre la que duerma será inmunda.
  • 25 Y la mujer, cuando tenga flujo de por muchos días fuera del tiempo de su costumbre, o cuando tenga flujo de sangre más tiempo de su costumbre, todo el tiempo del flujo de su impureza quedará impura como en los días de su costumbre.
  • 26 Toda cama en la que duerma durante el tiempo de su flujo será como la cama de su costumbre; y todo mueble sobre el que se siente será inmundo, como la impureza de su costumbre.
  • 27 Cualquiera que toque esas cosas será impuro; y lavará sus vestidos y se lavará a sí mismo con agua, y quedará impuro hasta el atardecer.
  • 28 Y cuando quede libre de su flujo, contará siete días, y después quedará limpia.
  • 29 Y al octavo día tomará consigo dos tórtolas o dos pichones y los llevará al sacerdote, a la entrada del tabernáculo de reunión.
  • 30 Y el sacerdote ofrecerá uno como ofrenda por el pecado y el otro como holocausto; y la purificará el sacerdote delante de Jehová del flujo de su impureza.
  • 31 Así apartaréis a los hijos de Israel de sus, a fin de que no mueran por sus impurezas por haber contaminado mi que está entre ellos.
  • 32 Esta es la ley para el que tiene flujo y para el que tiene emisión de semen, viniendo a ser impuro a causa de ello;
  • 33 y para la que padece su costumbre, y para el que tenga flujo, sea hombre o mujer, y para el hombre que duerma con una mujer impura.
See also:  Por QuiéNes Fueron Escritos Los Libros De La Biblia?

¿Que nos enseña Levítico 1?

El apóstol Pablo enseñó que la ley de Moisés había sido “nuestro ayo, para llevarnos a Cristo” (Gálatas 3:24). En otras palabras, el propósito de la ley de Moisés fue la de hacer que los israelitas se concentraran en los principios que los orientarían hacia Jesucristo (véase Jacob 4:4–5; Jarom 1:11; Alma 34:13–14).

  • La ley de Moisés era sumamente estricta y exigía que los hijos de Israel desempeñaran varias funciones específicas para recordar continuamente a Dios y el deber que tenían para con Él.
  • Por ejemplo, el matar a un animal como sacrificio por un pecado recordaba a la persona que las consecuencias del pecado son “mortales”.

Por otro lado, el animal inocente que moría en el lugar de la persona que había pecado servía de símbolo de lo que ocurriría cuando el Salvador, libre de pecado, viniera a la tierra y derramara Su sangre por nosotros para salvarnos del pecado.En Levítico 1, se dan instrucciones sobre los holocaustos.

¿Cómo se le conoce al libro de Levítico?

Introducción – Los judíos de habla griega llamaron LEVÍTICO al tercer libro del Pentateuco. Este nombre da una idea bastante adecuada de su contenido, porque el mismo consta casi exclusivamente de las prescripciones rituales que debían poner en práctica los sacerdotes de la tribu de Leví.

La primera parte del Levítico está dedicada al ritual de los sacrificios (caps.1-7). Luego vienen el ceremonial para la investidura de los sacerdotes (caps.8-10), y la ley sobre lo puro y lo impuro (caps.11-15), que concluye con el ritual para el gran Día de la Expiación (cap.16). Los caps.17-26 contienen la así llamada “Ley de Santidad”, que se cierra con una serie de bendiciones y maldiciones.

A modo de Apéndice, el cap.27 determina las condiciones para el rescate de las personas, los animales y los bienes consagrados al Señor. El Levítico pertenece en su totalidad a la tradición “sacerdotal”. De allí su estilo minucioso y preciso, sobrecargado de términos técnicos y de repeticiones.

  • Esta es una característica de todas las legislaciones cultuales, que se extienden hasta los más mínimos detalles para asegurar la eficacia de los ritos.
  • Aunque el Libro recibió su forma definitiva en la comunidad postexílica, algunos de los elementos que lo integran tienen un origen muy antiguo.
  • Las prohibiciones alimenticias (cap.11) y las reglas relativas a la pureza (caps.13-15) conservan vestigios de una edad primitiva, cargada de tabúes y concepciones mágicas.

El ceremonial del gran Día de la Expiación (cap.16) yuxtapone a un rito arcaico un concepto muy elevado del pecado. Como en el resto del Pentateuco, las leyes están encuadradas en un marco narrativo. Pero en el Levítico ese marco es muy simple, y se reduce casi siempre a una fórmula convencional, que hace depender todo el culto israelita de una orden dada por Dios a Moisés en el Sinaí.

Así se pone de relieve la relación del culto con la Alianza. La lectura del Levítico deja casi inevitablemente la impresión de que su contenido pertenece a una cultura lejana y extraña al hombre moderno. Esto es verdad, pero visto en su contexto histórico, el Libro atestigua un sentido muy profundo de la trascendencia divina y de la preocupación por formar un Pueblo santo, consagrado al culto del verdadero Dios en medio de las naciones paganas.

La antigua Ley no era más que ” la sombra de los bienes futuros ” ( Heb.10.1 ), y el único Sacrificio de Cristo hizo caducar todo el ceremonial del antiguo Templo. Pero las exigencias de santidad y de pureza en el servicio de Dios siguen siendo siempre válidas, y la referencia al Levítico es indispensable para entender muchos pasajes del Nuevo Testamento, que nos hablan de Cristo y de su Sacrificio redentor.

EL RITUAL DE LOS SACRIFICIOS Para Israel –como para toda religión– el acto de culto por excelencia, la expresión más natural y espontánea del reconocimiento debido a la absoluta soberanía de Dios, es el “sacrificio”. Al ofrecer un sacrificio, el hombre se despoja de algo valioso, de un alimento necesario para su vida, y lo consagra al Señor sobre el fuego del altar.

El humo que sube de la ofrenda es como un lazo de unión entre el cielo y la tierra. El sacrificio puede ofrecerse en acción de gracias, o para implorar del Señor algún beneficio. También hay sacrificios de expiación por el pecado, donde la sangre cumple una función purificadora.

Otras veces, sólo una parte de la víctima se quema sobre el altar; la otra porción es compartida en un banquete sagrado, estableciéndose así un vínculo de comunión con la divinidad, de quien proceden la fuerza y la vida. El ritual israelita despoja a los sacrificios de todo elemento mágico y hace resaltar el aspecto personal.

Pero estos ritos, como toda acción litúrgica, están expuestos a convertirse en prácticas puramente exteriores, desprovistos de espíritu. Israel incurrió muchas veces en este pecado, y los profetas tuvieron que alzar su voz para recordar que Dios detesta el humo de los sacrificios, cuando faltan la justicia y la fidelidad a sus mandamientos ( Is.1.10-20 ; Os.6.6; Am.5.21-25 ; Sal.50.7-15 ).

¿Que nos enseña Levítico 22?

Levítico 22. Se indica quiénes de los sacerdotes y de sus familias pueden comer de las cosas sagradas — Los animales para el sacrificio deben ser perfectos y sin defecto.

¿Que nos enseña Levítico 6?

La importancia de la ofrenda por la culpa (Levítico 6:1-7) | Comentario Bíblico Cada ofrenda de un sacrificio de Israel es importante, pero la ofrenda por la culpa (también conocida como el sacrificio de restitución) tiene una característica especial que la hace particularmente relevante para el mundo del trabajo.

  • La ofrenda por la culpa de Levítico es la semilla de la doctrina bíblica del arrepentimiento(Nm 5:5-10 es un pasaje paralelo).
  • De acuerdo con Levítico, Dios exigía ofrendas cada vez que una persona engañara a otra respecto a un depósito o algo que se le hubiera confiado, cuando cometiera un robo o fraude, mintiera acerca de una propiedad perdida que fue encontrada o jurara falsamente acerca de algo (Lv 6:2-3).

No era una sanción impuesta por un tribunal judicial, sino una restitución que ofrecía un infractor que eludió las consecuencias de su delito, pero que después se sintió culpable y decidió presentar una ofrenda al reconocer su culpa (Lv 6:4-5). El fundamento de la ofrenda por la culpa es el arrepentimiento del pecador, no el enjuiciamiento por parte de las autoridades.

Con frecuencia, tales pecados se habrían cometido en el contexto del comercio o de otros trabajos. La ofrenda por la culpa llama al pecador arrepentido a que regrese lo que tomó de manera ilícita junto con un veinte por ciento más (Lv 6:4-5). Solo después de resolver el tema en el plano terrenal, el pecador podía recibir el perdón de Dios al entregarle un animal al sacerdote para el sacrificio (Lv 6:6-7).

La ofrenda por la culpa enfatiza de manera excepcional varios principios acerca de la sanación de relaciones personales que han sido afectadas por el abuso financiero.

See also:  Para Que Es El Matrimonio Segun La Biblia?

Para reparar el agravio no es suficiente una simple disculpa ni la completa restitución por lo que fue tomado. Así mismo, se agregó algo similar al concepto actual de las sanciones punitivas, pero a diferencia de estas, en las ofrendas por la culpa los infractores asumían voluntariamente parte del daño, compartiendo así el sufrimiento que le causaron a la víctima. Hacer todo lo necesario para corregir un agravio contra otra persona es bueno no solamente para la víctima, sino también para el transgresor. La ofrenda por la culpa reconoce el tormento que embarga la conciencia de quienes reconocen su crimen y sus efectos perjudiciales, y proporciona una forma en la que el culpable puede lidiar con el tema de mejor manera, lo que trae cierta conclusión y paz. Esta ofrenda expresa la misericordia de Dios en que el dolor y el daño se neutralizan para que no se agraven y estallen en violencia o en ofensas más graves. También anula la necesidad de la víctima (o de la familia de la víctima) de tomar el tema en sus propias manos para exigir restitución. Ninguna parte del trabajo expiatorio de Jesús en la cruz libera al pueblo de Dios hoy día de la necesidad de la restitución. Jesús les enseñó a Sus discípulos, “Por tanto, si estás presentando tu ofrenda en el altar, y allí te acuerdas que tu hermano tiene algo contra ti, deja tu ofrenda allí delante del altar, y ve, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda” (Mt 5:23-24). Amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos es una parte fundamental de los requerimientos de la ley (Lv 19:18 citado en Ro 13:9), y la restitución es una expresión esencial de cualquier clase genuina de amor. Jesús le otorgó la salvación a Zaqueo, el recaudador de impuestos rico, quien ofreció más restitución de la que exigía la ley, poniéndolo como ejemplo de aquellos que realmente entendieron el perdón (Lc 19:1-10). Las palabras de Jesús en Mateo 5:23-24 también nos enseñan que un aspecto esencial de hacer las cosas correctamente con Dios y vivir en paz en cuanto sea posible, es hacer lo que esté a nuestro alcance para reconciliarnos con los demás. Recibir el perdón de Dios va más allá, pero no reemplaza, la restitución de quienes hemos perjudicado (cuando sea posible). En respuesta al perdón de Dios, nuestros corazones se mueven a hacer todo lo que podamos para revertir el daño que le hayamos causado a otros. Pocas veces tendremos la capacidad de deshacer completamente el daño que causa nuestro pecado, pero el amor de Cristo nos impulsa a hacer todo lo que podamos.

La ofrenda por la culpa es un gran recordatorio de que Dios no ejerce su derecho del perdón a expensas de las personas perjudicadas por nuestros malos actos. Él no nos ofrece la liberación psicológica de nuestra culpa para sustituir de forma barata la reparación del daño y el dolor que hemos causado. : La importancia de la ofrenda por la culpa (Levítico 6:1-7) | Comentario Bíblico

¿Qué lección aprendemos de Levítico 19 13?

Trato justo de los trabajadores (Levítico 19:13) | Comentario Bíblico “No oprimirás a tu prójimo, ni le robarás. El salario de un jornalero no ha de quedar contigo toda la noche hasta la mañana” (Lv 19:13). Las personas que trabajaban por días eran por lo general las más pobres, las que no tenían tierras propias para cultivar.

  1. Ellos dependían del pago inmediato por su trabajo y por esto necesitaban recibir su salario al final de cada día (cf.
  2. Dt 24:14-15).
  3. En la actualidad vemos una situación similar cuando los empleadores tienen la capacidad de imponer los términos y condiciones del trabajo, aprovechándose de las vulnerabilidades de los trabajadores.

Esto ocurre, por ejemplo, cuando los empleados son presionados para que apoyen a los candidatos políticos favoritos de sus jefes o los trabajadores que deben continuar su labor después del final de la jornada. Estas prácticas son ilegales en casi todo lugar, pero desafortunadamente siguen siendo comunes.

  1. Una situación más controversial es la de los trabajadores por días que no tienen los documentos para ser empleados legales.
  2. Esto ocurre en todo el mundo y aplica para los refugiados, personas desplazadas internas de un país, ciudadanos rurales que no tienen permisos urbanos de residencia, inmigrantes ilegales, niños de menor edad a la requerida para tener un empleo legal, y otros.

Tales personas trabajan con frecuencia en agricultura, en los jardines, en trabajos a destajo, servicio alimenticio y proyectos pequeños, además de ocupaciones ilegales. Ya que tanto empleadores como empleados están actuando al margen de la ley, no hay protección para los trabajadores por medio de contratos laborales y regulaciones gubernamentales.

Los empleadores pueden aprovecharse de su situación y pagarles a los trabajadores menos de lo legal por hora, negarles beneficios y ofrecer condiciones de trabajo peligrosas o deficientes. Los empleados pueden ser objeto de abuso o acoso sexual. En muchos casos, están completamente a merced del empleador.

¿Es legítimo que los empleadores los traten de esta manera? Seguramente no. Pero, ¿qué si las personas en estas situaciones toman trabajos precarios aparentemente de forma voluntaria? En muchos lugares, las personas indocumentadas trabajan en jardines, tiendas de suministros, mercados agrícolas y otros lugares concurridos.

¿Es correcto darles empleo? Si lo es, ¿es responsabilidad del empleador proveer lo mismo que los trabajadores legales tienen por derecho, tal como el salario mínimo, beneficios de salud, pagos de planes de jubilación, subsidio por enfermedad e indemnización por despido? ¿Los cristianos debemos ser estrictos acerca de la legalidad del empleo, o debemos ser flexibles porque la legislación no se ha puesto al corriente con la realidad? Es inevitable que los cristianos serios difieran en sus conclusiones al respecto y es difícil justificar una solución única.

Cualquiera que sea la forma en la que un cristiano procese estas cuestiones, Levítico nos recuerda que la santidad (y no la conveniencia práctica) debe estar en el centro de nuestro pensamiento. La santidad en temas laborales surge de un interés por las necesidades de los trabajadores más vulnerables.

¿Cómo entender el sentido de los sacrificios del libro de Levítico?

Introducción – Cuando los israelitas construyeron el tabernáculo, el Señor reveló a Moisés la manera de ofrecer varios tipos de sacrificios a Él. Esos sacrificios orientaban a los israelitas hacia Jesucristo y recalcaban la necesidad que tenían de confiar en Su sacrificio expiatorio para redención.

¿Cuál es el valor del libro de Levítico?

El concepto fundamental de la santidad en Levítico – Regresar al Índice Regresar al Índice El libro de Levítico está cimentado en la verdad de que Dios es santo. La palabra qodesh se presenta en más de cien oportunidades en el texto hebreo de este libro.

  1. Decir que Dios es santo significa que está completamente separado de todo mal o imperfección.
  2. Para expresarlo de otra manera, Dios es completa y perfectamente bueno.
  3. El Señor es digno de fidelidad total, adoración exclusiva y obediencia amorosa.
  4. La identidad de Israel surge del hecho de que, por los actos de Dios ellos son santos, y también de que el Señor espera que Israel actúe de forma santa en la práctica.

Israel es llamado a ser santo porque el Señor mismo es santo (Lv 11:44-45; 19:2; 20:7; 21:8). Todas las distintas leyes de Levítico que tratan aspectos rituales, éticos, comerciales y penales de la vida, se basan en esta noción fundamental de la santidad.

Alexander Hill sigue el principio esencial de Levítico al basar su análisis de la ética cristiana de negocios en la santidad, justicia y amor de Dios. “Un acto de negocios es ético si refleja el carácter amoroso, justo y santo de Dios”. Hill afirma que los cristianos en el mundo de los negocios reflejan la santidad divina cuando tienen celo por Dios, quien es su principal prioridad, y por esto se comportan con pureza, responsabilidad y humildad.

De esto se trata el poner en práctica Levítico en la actualidad, en vez de tratar de reproducir un código comercial diseñado para una sociedad rural. No significa ignorar los detalles de la ley, sino discernir la forma en la que nos guía Dios para cumplirla en el contexto actual.

See also:  Qué Significa La éFeso SegúN La Biblia?

La santidad en Levítico no representa separación porque sí, sino para que la comunidad del pueblo de Dios prospere y que cada persona se reconcilie con Dios. La santidad no se trata solo del comportamiento de individuos que siguen las normas, sino de cómo lo que cada persona hace afecta a todo el pueblo de Dios en su vida en comunidad y su trabajo como representantes del reino de Dios.

A la luz de esto, es totalmente razonable el llamado de Jesús a Su pueblo a ser “sal” y “luz” para los demás (Mt 5:13-16). Ser santo es ir más allá de la ley para amar al prójimo, amar incluso a los enemigos y ser “perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto” (Mt 5:48, haciendo eco de Lv 19:2).

  • En pocas palabras, el antiguo pueblo de Israel no obedecía Levítico como si fuera un conjunto especial de normas, sino como una expresión de la presencia de Dios en medio de ellos.
  • Esto es tan relevante para el pueblo de Dios en la actualidad como lo era en esa época.
  • En Levítico, Dios toma un conjunto de tribus nómadas y le da forma a su cultura como un pueblo.

De la misma forma hoy en día, cuando los cristianos entramos a nuestros lugares de trabajo, Dios le da forma a la cultura de las unidades de trabajo, organizaciones y comunidades por medio de nosotros. El llamado de Dios a ser santos, incluso como Él es santo, es un llamado a moldear nuestras culturas para bien.

¿Cuántos libros tiene Levítico?

RESEÑA DE LEVÍTICO

Capítulos
Levítico 21–22 La santidad del sacerdocio.
Levítico 23–25 Las celebraciones y los sucesos sagrados que fomentan la santidad.
Parte 3 Levítico 26
Parte 4 Levítico 27

¿Que nos enseña Levítico 27?

Levítico 27. Se explica cómo se consagran los bienes a Jehová — Se manda a Israel que pague diezmos de sus cosechas, rebaños y ganados.

¿Qué dice la Biblia de las perforaciones en el cuerpo?

¿Qué dice la biblia sobre los piercings? – Hoy en día, los piercings siguen teniendo un valor estético y simbólico. En las antiguas civilizaciones, según lo describe la Biblia, era común que altos mandatarios, esclavos y mujeres usaran este adorno. En Éxodo 21:6 se hace referencia a un esclavo hebreo, quien para demostrar adoración y fidelidad a su amo hace un acto de compromiso: “Su amo lo llevará ante los jueces o al quicio de la puerta.

  1. Le horadará la oreja y será su siervo para siempre y así demostrará su compromiso de por vida”.
  2. Además, en otro pasaje habla sobre los piercings de los sacerdotes o divinidades superiores, quienes para sus vestiduras podían agregar este elemento.
  3. En Éxodo 28: 1- 5 se describe que el señor mandó hacer vestiduras especiales para Aarón y sus hijos, quienes iban a ser sacerdotes.

El efod -un vestido sacerdotal- debía estar sujeto al pectoral de ambos hombres y ser incrustado con piedras de ónice que traspasaran su cuerpo. (De interés: ‘Piercing’ en la oreja: estos son los diseños que existen ). Las perforaciones decorativas para las mujeres también fueron un acto de compromiso, amor y fidelidad.

Según Génesis 24:22, “cuando el siervo Abraham conoció a Rebeca, quien se convertiría en esposa de Isaac, le regaló un arete de oro en la nariz para usar en su matrimonio”. Otra referencia es cuando, en la Biblia, Dios decide regalar a la esposa de Israel un obsequio que compró desde Jerusalén. “Pondré un arete en tú nariz, aretes en tus orejas y una hermosa diadema”, según Ezequiel 16:12.

En el nuevo testamento, las perforaciones no se mencionan específicamente, pero existen principios que hacen relación al tema. La Biblia es el libro más vendido en la historia. (A continuación: Se le perdió un piercing y descubrió que lo tenía incrustado en un pulmón ). En 1 Corintios 6:19 -20 se escribe: “Nuestro cuerpo es el templo del Espíritu Santo, en el cuál tenéis que tener a Dios y es importante respetar y cuidar la morada, por eso hay que ver qué objetos entramos a nuestro cuerpo”.

¿Qué lección aprendemos de Levítico 19 13?

Trato justo de los trabajadores (Levítico 19:13) | Comentario Bíblico “No oprimirás a tu prójimo, ni le robarás. El salario de un jornalero no ha de quedar contigo toda la noche hasta la mañana” (Lv 19:13). Las personas que trabajaban por días eran por lo general las más pobres, las que no tenían tierras propias para cultivar.

Ellos dependían del pago inmediato por su trabajo y por esto necesitaban recibir su salario al final de cada día (cf. Dt 24:14-15). En la actualidad vemos una situación similar cuando los empleadores tienen la capacidad de imponer los términos y condiciones del trabajo, aprovechándose de las vulnerabilidades de los trabajadores.

Esto ocurre, por ejemplo, cuando los empleados son presionados para que apoyen a los candidatos políticos favoritos de sus jefes o los trabajadores que deben continuar su labor después del final de la jornada. Estas prácticas son ilegales en casi todo lugar, pero desafortunadamente siguen siendo comunes.

Una situación más controversial es la de los trabajadores por días que no tienen los documentos para ser empleados legales. Esto ocurre en todo el mundo y aplica para los refugiados, personas desplazadas internas de un país, ciudadanos rurales que no tienen permisos urbanos de residencia, inmigrantes ilegales, niños de menor edad a la requerida para tener un empleo legal, y otros.

Tales personas trabajan con frecuencia en agricultura, en los jardines, en trabajos a destajo, servicio alimenticio y proyectos pequeños, además de ocupaciones ilegales. Ya que tanto empleadores como empleados están actuando al margen de la ley, no hay protección para los trabajadores por medio de contratos laborales y regulaciones gubernamentales.

  1. Los empleadores pueden aprovecharse de su situación y pagarles a los trabajadores menos de lo legal por hora, negarles beneficios y ofrecer condiciones de trabajo peligrosas o deficientes.
  2. Los empleados pueden ser objeto de abuso o acoso sexual.
  3. En muchos casos, están completamente a merced del empleador.

¿Es legítimo que los empleadores los traten de esta manera? Seguramente no. Pero, ¿qué si las personas en estas situaciones toman trabajos precarios aparentemente de forma voluntaria? En muchos lugares, las personas indocumentadas trabajan en jardines, tiendas de suministros, mercados agrícolas y otros lugares concurridos.

¿Es correcto darles empleo? Si lo es, ¿es responsabilidad del empleador proveer lo mismo que los trabajadores legales tienen por derecho, tal como el salario mínimo, beneficios de salud, pagos de planes de jubilación, subsidio por enfermedad e indemnización por despido? ¿Los cristianos debemos ser estrictos acerca de la legalidad del empleo, o debemos ser flexibles porque la legislación no se ha puesto al corriente con la realidad? Es inevitable que los cristianos serios difieran en sus conclusiones al respecto y es difícil justificar una solución única.

Cualquiera que sea la forma en la que un cristiano procese estas cuestiones, Levítico nos recuerda que la santidad (y no la conveniencia práctica) debe estar en el centro de nuestro pensamiento. La santidad en temas laborales surge de un interés por las necesidades de los trabajadores más vulnerables.

¿Que nos enseña Levítico 22?

Levítico 22. Se indica quiénes de los sacerdotes y de sus familias pueden comer de las cosas sagradas — Los animales para el sacrificio deben ser perfectos y sin defecto.

¿Cuál es el significado del libro de Números en la fe de la Iglesia?

¿Cuáles son algunas de las características distintivas del libro? – El libro de Números brinda información de censos que nos ayuda a entender el tamaño de la población de Israel al principio y al final de su éxodo por el desierto. Asimismo, describe la organización del campamento de Israel, analiza las responsabilidades de los levitas, y explica los propósitos y las condiciones del voto de los nazareos.

Además, el libro da cuenta de muchos incidentes en los cuales los hijos de Israel se rebelaron contra el Señor y Moisés, y acarrearon consecuencias adversas sobre sí mismos (véanse Números 12:1–2 ; 13:26–14:4 ; 14:40–45 ; 16:1–3, 31–35, 41 ; 20:1–5 ; 21:4–5 ; 25:1–3 ). Aparte de ilustrar los efectos de la justicia divina, el libro testifica de la naturaleza misericordiosa y generosa de Jehová.

Por ejemplo, cuando mandó a Moisés alzar una serpiente de bronce sobre un asta, el Señor preparó un modo para que Su pueblo superara los efectos de su rebelión (véase Números 21:4–8 ). Esa experiencia llegó a ser un importante medio para enseñar a los israelitas sobre la misión redentora y la expiación de Jesucristo (véanse Helamán 8:13–16 ; Juan 3:14–15 ).

¿Que nos enseña Levítico 26?

Levítico 26. Si el pueblo guarda los mandamientos, bendiciones temporales y espirituales abundarán en Israel — Si desobedecen a Jehová, habrá maldiciones, azotes y desolación — Cuando Su pueblo se arrepienta, Jehová les mostrará misericordia.